calendario2013

consulta_aulas

actividadespostgrado

 

Facultad de medicina - webmail

medichi

Inicio 2007 Diciembre Importante hallazgo en el cáncer que mata a más chilenos
Importante hallazgo en el cáncer que mata a más chilenos PDF Imprimir E-mail
19 de diciembre de 2007
Gracias a investigación de académicos de la U. de Chile

El cáncer gástrico anualmente cobra la vida de alrededor de 3.000 chilenos, buena parte de los cuales son hombres mayores de 45 años. Por lo tanto, dentro de las enfermedades neoplásicas que afectan a la población nacional, esta es la más letal.

De ahí que sea tan importante el hallazgo de los cirujanos del Hospital Clínico de la U. de Chile y de los investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina (ICBM), quienes identificaron uno de los mecanismos que permiten a este cáncer implantarse a distancia, es decir, hacer metástasis.

“Se estima que sólo el 30% de los pacientes sobrevive a esta enfermedad, mientras que el porcentaje restante fallece en el corto o mediano plazo”, comenta el académico y Profesor Asociado de la Universidad de Chile, doctor Patricio Burdiles.

El cirujano explica que el diagnóstico suele ser tardío debido a lo cual, al momento de detectar la enfermedad, la mitad de los pacientes ya tiene metástasis y no son operables. El problema es que el otro 50% tampoco tiene un buen pronóstico a largo plazo.

“El 60 ó 70 por ciento de las personas que ha sido operadas exitosamente y a quienes, según la evidencia macroscópica, se les habría extirpado totalmente el cáncer, al cabo de uno o dos años presenta nuevamente el mismo tumor en otra parte del cuerpo como, por ejemplo, el peritoneo o el hígado”, apunta el doctor Burdiles.

El académico añade que, por ahora, la prevención del cáncer gástrico es casi inviable porque no se conocen con precisión los factores asociados a su génesis, a excepción de la bacteria Helicobacter Pylori que debería prevenirse o erradicarse en la primera etapa de la vida. “Aún así esta bacteria no es la principal causa de la enfermedad, por lo cual no podemos centrar nuestros esfuerzos sólo en este punto. Por otra parte, realizar endoscopías masivas a la población para la detección en etapas precoces de este cáncer, implicaría un gasto muy alto que, probablemente, tendría un muy bajo rendimiento”, plantea.

Migración fatal

Una vez diagnosticado el cáncer y en los casos que aún es viable la cirugía, los médicos extirpan el estómago y los linfonodos vecinos (ganglios linfáticos que lo rodean) para asegurarse de que no hay metástasis. Esta intervención, que se viene realizando en el mundo desde hace 120 años, se ha refinado a tal punto que en el Hospital Clínico de la Universidad de Chile menos del 1% de los pacientes operados tiene riesgo de mortalidad precoz.

Sin embargo, este cáncer es capaz de reaparecer en parte de estos pacientes exitosamente operados, por lo que es muy importante identificar a los grupos en riesgo de recurrencia. “Las células cancerígenas son prácticamente inmortales porque han perdido sus mecanismos de control de crecimiento y, más aún, cuando se desprenden del tumor primario, en el caso del cáncer gástrico, migran por la cavidad peritoneal y se implantan rápidamente en el peritoneo”, explica el doctor Burdiles.

Ahora bien, el descubrimiento y aporte de los chilenos es haber comprobado que antes de que ocurra esta migración, el cáncer ha sido capaz de preparar al peritoneo para que reciba a sus células, allanando el camino a la enfermedad.

“La células cancerígenas no pueden implantarse en un peritoneo sano porque les resulta imposible adherirse, penetrar, nutrirse y proliferar. Sin embargo, si éste está parcialmente dañado entonces podrían implantarse y proliferar en él”, comenta el cirujano.

Con esta información los investigadores podrán trabajar para frenar esta invasión. “El estudio nos abre un camino para identificar los factores con los cuales el cáncer prepara al peritoneo distante. Si bien aún no sabemos cuáles son estos mecanismos, una vez que la ciencia avance en este conocimiento podremos prevenir el cambio en el peritoneo y así evitar que se propague la enfermedad”, apunta.

Además, este estudio es un aporte a la investigación de los mecanismos de metástasis de los cánceres digestivos. “El trabajo mancomunado de investigadores básicos y clínicos ha sido fundamental y puede rendir pequeños y grandes frutos. En eso consiste la medicina de vanguardia que, afortunadamente, podemos llevar a cabo en nuestra universidad que cuenta con un centro asistencial de primer nivel, líder en medicina de alta complejidad, y un instituto de investigación que concentra a los principales investigadores biomédicos del país”, resalta.

De hecho, estos estudios se llevaron a cabo en la Unidad de Microscopía Electrónica del Centro de Equipamiento y Servicio de Apoyo Tecnológico (Cesat) del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM). “Los alcances de esta investigación son tan significativos que este año 2007 recibimos el premio al Mejor Trabajo Científico Quirúrgico que es otorgado por la Sociedad de Cirujanos de Chile”, puntualizó el médico.

El doctor Burdiles adelanta que, para el futuro, su grupo tiene proyectado postular a fondos concursables, nacionales o extranjeros, que les permitan continuar esta línea de estudio. “El objetivo final, aunque casi es una utopía, es prevenir el fenómeno de la metastización de modo que, aunque el paciente tenga un cáncer avanzado, pueda ser curado con cirugía y tratamiento complementario”.

AddThis Social Bookmark Button
 

Agenda

25 de Julio

"Día del Mini Funcionario de la Facultad de Medicina"  

Leer más...

25 y 26 de Julio

XIX CURSO DE TERAPIA ANTIMICROBIANA  

Leer más...

30 de Julio

Tercer Encuentro de Integración Básico Clínica.  

Leer más...

30 de Julio

XVIII Congreso nacional geriatría y gerontología  

Leer más...

Ver más en: Agenda

Facultad de Medicina de la Universidad de Chile Av. Independencia 1027, Santiago de Chile